DESARROLLOS REGIONALES

(100 a.C. - 700 d.C.)

 Con el descubrimiento de la tecnología hidráulica para la racionalización en el uso del agua, con el desarollo progresivamente especializado del registro y programación de los ciclos económicos derivados del clima, mediante la astronomía y, con la creciente capacidad para regular y adaptar cultivos de distinta procedencia a cualquier habitat, la sociedad estaba preparada para una fuerte regionalización cultural, con pleno domino de cada una de ellas sobre la región en la que se desarrollaron y el correspondiente aprovechamiento óptimo de los recursos característicos de ésta.

De este modo, por ejemplo, donde el recurso constructivo dominante era el barro, se construía en barro; donde era la piedra, se construía en piedra. Donde había lana, se tejía en lana; donde algodón, se tejía en algodón. Donde habían pigmentos minerales polícromos, la cerámica era polícroma.

Durante el final del Período Formativo no solo se consolidaron innovaciones importantes en la agricultura, que se perfeccionó (riegos, terrazas), sino que además se desarrolló la metalurgia (oro, plata y cobre) con un caracter más ceremonial y suntuario que de propiamente de utilidad práctica.

CAMBIOS SOCIALES

La sociedad se jeraquizó y se hizo más compleja formándose jefaturas poderosas que se revistieron de un caracter teocrático y militarista.  Hubo un proceso de creciente organización urbana. Los centros ceremoniales, que eran nucleos de servico público pero con poca concentración poblacional, fueron integrados a centros poblacionales importantes, que aunque de estructura aldeana, fueron conformando el perfil que les llevaría, más adelante, a la estructura de Ciudades. En estos nuevos centros urbanos apareció un dominio de los templos y de los recintos destinados a vivienda de los Señores, y una periferia de casas aldeanas destinadas al resto de pobladores.

     Pero en estos centros urbanos, había algo más que templos y casas: el almacén de las reservas y las manufacturas. Las jefaturas de estos centros urbanos asumen desde sus comienzos una función fundamental para la existencia y sustento de la ciudad: la de acaparar en almacenes públicos, depósitos, y redistribuir despues, una serie de productos esenciales para el sostenimiento de la población. Los depósitos urbanos son los que determinan la riqueza de la ciudad (no el número de pobladores), y constituyen su sistema de seguridad para fines de consumo y distribución. Constituyen la base sustentatoria del Estado y la clase en el poder.

Sucede entonces que cuando estos depósitos urbanos están bien surtidos, buena parte de la población puede dedicarse a tiempo completo, y por mucho tiempo, a la actividad artesanal (encaminada a proporcionar objetos diversos, utilitarios y de lujo) y no necesariamente a la indispensable producción de alimentos. La sociedad se puede permitir el lujo de disponer de orfebres, alfareros, tejedores, escultores líticos, arquitectos de edificos destinados al culto, palacios ornamentados.

La zona correspondiente al altiplano del lago Titicaca no tuvo el impacto Chavín que tuvieron el resto de culturas del Período Formativo, por lo que llegó a la época de Desarrollos Regionales con un nivel más primario, y mantuvo inicialmente su caracter aldeano, no urbano.

Pero al final del Período Formativo, la relación mantenida con culturas mejor desarrolladas como la de Nazca, con la que mantuvieron contacto, desembocó abruptamente en un desarrollo urbanístico, dando lugar la cultura Pucará que se desarrolló aprovechando los recursos minerales y agropecuarios de la zona lacustre, y los animales propios del altiplano, los camélidos, que proporcionaron materia prima para los tejidos y alimentación y medio de transporte. De ahí surgirá una potencia económica y social, la Cultura Tiahuanaco, que será la que tendrá más relevancia en el altiplano durante la fase de Desarrollos Regionales.

En el aspecto religioso el Regionalismo dió lugar a una gran diversidad en cuanto a ritos y creencias.

En definitiva, la Fase de Desarrollos Regionales se compuso de Sociedades Complejas.

Las culturas más sobresalientes, de acuerdo al área geográfica fueron:

Area

Culturas

Valles de la Costa Norte

Vicús, Virú - o Gallinazo - y Moche

Valles de la Costa Central

Lima

Valles de la Costa Sur

Nazca

Valles Interandinos

Cajamarca , Recuay -o Callejón de Huaylas- y Huarpa

Altiplano del lago Titicaca

Pucará y Tiahuanaco

Culturas Preincas de Perú y Bolivia

Período Formativo   Cultura Sechín   Culltura Chavín   Cultura Cupisnique   Cultura Paracas (Paracas Cavernas y Paracas Necrópolis)    Cultura Salinar   Cultura Huarás

Desarrollos Regionale   Cultura Pucará   Cultura Vicús   Cultura Virú o Gallinazo   Cultura Moche o Mochica   Cultura Lima   Cultura Nazca   Cultura Cajamarca   Cultura Recuay   Cultura Tiahuanaco   Cultura Huarpa

Imperio Huari     Cultura Tiahuanaco Huari

Estados Regionales Tardíos   Cultura Lambayeque o Sicán   Cultura Chimú   Cultura Chancay   Cultura Ica Chincha   Cultura Aymaras   Cultura Chachapoyas   Cultura Huanca   Cultura Chanca   Cultura Cuzco

Consejos y Recomendaciones para los Viajeros a Perú y/o Bolivia

Website de Gabriel Bernat