Cultura MOCHE o Cultura MOCHICA

(200 a.C. - 700 d.C.)

Es la cultura más conocida y admirada del Perú. La más representativa de Antiguo Perú desde el punto de vista de su expresión artística.

 

La cultura Moche (o Mochica) se desarrolló en la larga y angosta franja desértica de la Costa Norte del Perú .

Su centro cultural fue el territorio comprendido entre valle Moche, valle de Chicama y valle de Virú. Desde allí se expandió cubriendo desértica franja costera entre el valle de Piura -como límite Norte- y el valle de Nepeña -como límite Sur-.

Ocuparon los valles de Piura, la Leche, Lambayeque, Zaña, Jequetepeque, Chicama, Moche, Virú, Chao, Santa y Nepeña.

 

ORIGEN

Históricamente fue conocida como Protochimú o Chimú Temprano, pero recibió el nombre de cultura Moche tras los descubrimientos en el valle de Moche. También se la denomina cultura Mochica en razón del nombre de la lengua, el muchik,  que hablaban sus pobladores..

Los elementos de las culturas Cupisnique (“Chavín Costeño”), Salinar, Vicús y Virú se fundieron para formar la gran cultura Moche en sus primeras epocas. Luego de este largo proceso, apareció como una síntesis regional autónoma, con mayores aportes tecnológicos e ideológicos que cualquier otra cultura norcosteña y andina.

 

MOCHICAS NORTEÑOS Y MOCHICAS SUREÑOS

Inicialmente se pensó en la cultura Moche como en una unidad cultural, pero la división natural de la Costa Norte por el desierto de Paiján dividió también las manifestaciones culturales de los mochicas: Mochica del Norte y Mochica del Sur.

 

 

Los centros principales en Moche Norte fueron el valle del rio Jequetepeque (donde se halla San José de Moro y Huaca Dos Cabezas) y el valle del rio Lambayeque (donde se halla Sipán y Pampa Grande).

Los centros principales de Moche Sur fue el valle del rio Moche (donde se halla la Huaca del Sol y de la Luna) y el valle del rio Chicama (donde se halla el Complejo El Brujo).

 

Diferencias culturales entre Mochica Norte y Mochica Sur

MOCHICA NORTE

MOCHICA SUR

ORFEBRERÍA: Mayor abundancia de elementos de metal en sus tumbas (el Señor de Sipán es un ejemplo),

ORFEBRERÍA: Poco abundancia de objetos de metal en sus tumbas.

HUACOS RETRATO: casi inexistentes.

HUACOS RETRATO: fabricaron la mayoría de los huacos retrato de la cultura Moche

CERÁMICA:  de color naranja o crema con los diseños en rojo o púrpura

CERÁMICA: utilizan el fondo blanco o crema y los motivos en rojo o en ocre.

Pirámides CON RAMPA

Pirámides SIN RAMPA

 

 

 

 

 

 

 

Hacia el final del período Mochica, Moche Sur llegó a opacar el poder de Moche Norte , conquistando teritorios hasta Piura y Jequetepeque. Pero esta hegemonía fue  breve, pues hacia el 550 d.C., esta sociedad sufrió transformaciones producto de severas sequías. Una de ellas, de 32 años, probablemente fruto de una manifestación del Fenómeno del Niño, trajo como consecuencia el desalojo de las partes bajas de los valles y el desplazamiento hacia el interior del valle.

Esto provocó un nuevo resurgimiento de la clase Moche Norteña y un debilitamiento de la clase Moche Sureña.

Moche Norte, al final de su periodo, terminó conviviendo con la cultura Virú.

 

Dignatario de la cultuura MOCHE

 

RELIGIÓN

La vida religiosa de la Cultura Mochica giraba y se regía por el culto al Felino, el que se encuentra personificado en la divinidad de un dios supremo llamado AI APAEC, que representa a un hombre con grandes colmillos, transformándose en animal con un tocado semilunar.

La imagen de AI APAEC se refleja artísticamente a través de:

      En la cerámica PICTÓRICA

Ai-Apaec sacrificando un ave
.

      En la cerámica ESCULTÓRICA

Huaco con el rostro de AI APAEC

      En la ORFEBRERÍA

El dios felino AI APAEC, con cuchillo tumi y cabeza cortada.

El dios felino, cortador de cabezas, AI APAEC

 

    En los RELIEVES MURALES

AI APAEC, en los muros de la Huaca de la Luna.

AI APAEC, el dios decapitador.

    En la PINTURA RUPESTRE

Representación de AI APAEC en pinturas rupestres de la Huaca de la Luna.

 

Este dios FELINOIDE está identificado con viejas herencias ideológicas que vienen desde la época Chavín y complementadas con otras deidades, como la serpiente, el cóndor o el águila como máximas expresiones de poder en todo el proceso cultural andino.

Cabe poner en claro que esta inspiración espiritual, fue determinada por su observación del espacio cósmico. Hay una información antiquísima que AI APAEC , era una constelación de estrellas.

 

SOCIEDAD

Se trató de una sociedad belicosa y militarista, sólidamente organizada.

Las clases sociales se reducían básicamente a dos: MANDATARIOS y PUEBLO.

En los mandatarios, como el Señor de Sipán, o la Señora de Cao recaia la responsabilidad suprema de la producción/distribución de los alimentos, la defensa del territorio y la ampliación de los dominios.

Se conoce mucho de los aspectos culturales Moche por la excepcional riqueza expresiva de su CERÁMICA que constituye un testimonio vivo de las actividades, costumbres, vestido y utillaje de sus gentes.

Aunque fue una cultura de Costa y la costa peruana tradiciomlamente es seca, los MOCHICAS estaban mejor porvistos de agua que las culturas que se desarrollaban paralelamente en la Costa Sur de Perú (cultura NAZCA) area tradicionalmente más seca.

La base de su desarrollo económico, en un territorio hostil por desértico, se fundamentó en una agricultura que producía excedentes gracias al establecimiento de irrigación artificial con acueductos que desviaban hacia acequias el agua proveniente de los ríos que bajan de los Andes y al empleo de guano como abono.

Paralelamente desarrollaron habilidades en la pesca.

Pescadores sobre caballitos de totora.

Trabajaron el oro, la plata y el cobre que destinaban tanto a finalidades rituales como a la fabricación de armas e instrumentos de producción agraria y de construcción. Conocieron la técnica de la “tumbaga”, aleación de cobre y oro.

A pesar de que existe una muestra muy reducida de TEXTILERÍA, ésta fue de excelente calidad.  El material más empleado fue el algodón y en menor cantidad las fibras animales. El arte plumario estuvo asociado a los textiles, en particular para los tocados y mantos.

 

Cerámica MOCHE

La cerámica Moche, es de todas las culturas peruanas la más realista y expresiva. y tenía como función servir de ofrendas en los templos y plataformas funerarias.

Dada la calidad estética y temática de su innumerable producción se ha convertido en el mejor espejo de su vida cotidiana y espiritual.

Las técnicas de manufactura en CERÁMICA más usuales fueron el moldeado y el estampado.

Emplearon la arcilla con contenidos de hierro (roja) y de alúmina (blanca). Como fundentes usaron el carbonato cálcico o polvo de huesos y, como temperantes, cuarzo, silex, pirita molida y arena fina.

Manejaron temperaturas de 800 ºC a 1000 ºC utilizando leña de algarrobo y huarango como combustible.

El sitio de Cerro Mayal, que se encuentra en la parte baja del valle de Chicama; ha proporcionado informaciones valiosas para la reconstrucción de las actividades que se realizaban en un gran taller especializado de cerámica; identificándose la variación de los productos manufacturados y reconstruyéndose así la naturaleza tecnológica de fabricación, como el uso de moldes y hornos.

Una de las expresiones culturales más extendida y conocida (aunque muchas veces confundida tras el evidentemente erróneo calificativo de “arte inca”), es el de la Cerámica de los “HUACOS”.

Los ceramios o “HUACOS” Moches ( vasijas cerradas, de cuerpo globular o escultórico, base plana y con un gollete tubular en forma de asa estribo), han sido uno de los elemento primordiales para conocer no solo el espiritu de esta cultura preincaica, sino la sociedad y el entorno natural en el que se desarrollaron.

 

 

En términos generales ésta es bícroma (rojo sobre crema). Estos colores poseen una amplia gama de tonalidades, existiendo una tendencia a ser más oscuras al final del desarrollo Moche.

La cerámica norteña es de color naranja o crema con los diseños en rojo o púrpura, mientras que la cerámica sureña utiliza el fondo blanco o crema y los motivos en rojo o en ocre.

Elaboraban su cerámica individualmente, pero también llegaron a emplear moldes hechos de cerámica para proveerse de una producción masiva de recipientes especialmente de los que acompañaban a los difuntos ilustres en calidad de ofrendas.

 La gran mayoría de los ceramios tuvieron uso ritual funerario.

Tan comprometido con la cultura ha estado la alfarería que incluso ha sido el elemento del que actualmente nos servimos para determinar las diferentes etapas de evolución cultural Moche.

Cabe distinguir básicamente tres tipos de Cerámica: COMÚN, PICTOGRÁFICA y ESCULTÓRICA.

 

Cerámica COMÚN

En la cerámica COMÚN las formas más usuales son las vasijas cerradas de cuerpo globular, asa estribo y gollete; los cántaros con gollete evertido; los vasos acampanulados, llamados también floreros; las figurinas, silvatos, etc.

La decoración fue a base de dos colores: crema y rojo indio , siendo la forma más preferida y típica la BOTELLA ESFÉRICA de BASE PLANA y ASA ESTRIBO.

Por ser “común” no fue menos extrarordinaria en el contexto cultural preincaico: dentro de la morfología de la cerámica, existe una gran variedad de formas: botellas, cántaros, ollas, "cancheros" con mangos y sin ellos, vasos, cuencos, platos, copas.

Cerámica común

 

Cerámica PICTOGRÁFICA

En la cerámica PICTOGRÁFICA las escenas pictóricas, a pesar de tener una representación tan sólo bidimensional, son complejas y trabajadas con pinceles finos sobre incisiones que las delimitaron previamente.

La cerámica pictográfica era ejecutada con pinceles de pelo de animales y humanos, plumas de aves y puntas de carrisillos.

Los diseños o dibujos se hacían mediantes colores planos, los personajes, llenos de contraste, se respresentaban de perfil, con algunos espacios rellenados de color rojo indio y complementado con líneas muy finas y elegantes.

Los motivos pintados en el entorno de los cuerpos globulares de los ceramios incluyen temáticas variadas de su mundo ecológico, de sus actividades básicas de caza, pesca, recolección, tecnologías, batallas, danzas, sexualidad y un complejo mundo de representaciones ritualísticas: ceremonias de sacrificios humanos, transformaciones míticas: antrozoomórficas, antro-ictiológicas, antro-ornitomórficas; complementado con una serie de elementos tipo geométricos, como signos escalonados, grecas, cruces, círculos, orlas, volutas, etc.

Cerámica pictográfica

 

Cerámica ESCULTÓRICA

En la cerámica ESCULTÓRICA se reproduce personajes, diseños arquitectónicos, animales, instrumentos musicales, etc.. Característica general es el uso del llamado asa estribo. Los ceramios escultóricos son los más excepcionales por su realismo y proporciones; muchos presentan incrustaciones de nácar, hueso e incluso láminas de oro.

Gracias a sus ceramios podemos igualmente distinguir la representación de su fauna, abarcando todas las especies del entorno geográfico y reino zoológico de la costa, sierra y selva. Muchas de ellas fueron ejecutadas en forma realista y natural.

Especies domesticadas como la llama, el perro y los cuyes.

Especies salvajes como:

a) Mamíferos como el puma, otorongo, zorro, venados, monos, vizcachas, murciélagos, ratones, ballenas, tiburón, lobos marinos, y focas.

b) Reptiles como la tortuga, lagartijas,"cañan" especie de lagartija comestible, la iguana, y las serpientes.

c) Moluscos y Crustáceos como cangrejos, pulpos, estrellas de mar, caracoles marinos, de tierra o de río, camarones, erizos, y "caballitos de mar", etc.

d) Peces como los tollos, rayas, anchovetas, bonitos, chitas, róbalos, bagres, lisas, lenguados, tramboyos, etc

e) Batracios: sapos, ranas.

f) Aves: búhos, lechuzas, palomas, loros, patos, tucanes, guacamayos, papagayos, picaflores, halcones, águilas, cóndores, etc. o pelícanos, gaviotas, patos marinos, guanayes, piqueros y zarcillos.

g) Insectos como las mariposas y arañas

Retratos, de estados psicológicos. ( desbordante gesto de alegría, amor, odio, tristeza, dolor, soberbia y placer, etc.) En cada huaco retrato se refleja el dominio estético de la expresión humana.

Representación de afectaciones por enfermedades patógenas como: labios leporinos, jorobados, siameses, afecciones a la columna, crecimiento exagerado de la cara, manos y pies, presencia de la uta y otros síndromes.

Sexo femenino, como mujer y madre, en su más alta expresión de parto y de ternura, con el peso del trabajo de todos los tiempos.

La mujer se encuentra representada con gran sentido plástico, ataviada con túnicas sueltas o faldas largas que le cubren hasta las rodillas; la vestimenta se encuentra complementada con otros adornos sencillos.

Parto.

Representaciones eróticosexuales relativas a los órganos genitales masculino y femenino caracterizados en forma independiente en los ceramios, cuyas representaciones son adrede y siempre desproporcionadas y exageradase en relación al cuerpo humano.

Representaciones eróticosexuales relativas a Posturas de apareamiento en su más evidente expresión plástica. Pero la representación sexual no sólo está circunscrita a la especie humana, también al mundo animal (llamas).

Coito

Coito

Felación

Apareamiento de llamas

COLECCIÓN de huacos eróticos del Museo LARCO.

Fases Culturales MOCHE

FASES DEL PERIODO CULTURAL

Fueron magníficos ceramistas, dejando testimonio en su cerámica de escenas de la vida diaria, costumbres, enfermedades, religión, vida sexual, etc. constituyendo así una valiosa documentación del pasado prehispánico.

Se ha dividido el desarrollo cultural de los Moche en cinco fases estilísticas a partir de los cambios en la forma de la cerámica de las “botellas asa estribo” (“huacos”): vasijas cerradas, de cuerpo globular o escultórico, base plana y con un gollete tubular en forma de asa. La base de esta cronología se establece por el cambio a través del tiempo en la forma y dimensiones de los picos, asas estribo y cuerpo, así como las decoraciones.

    Fase Mochica I:      Pequeñas vasijas-retratos y vasos fito-zoo-antropomorfos; botellas con asa-estribo, pico, etc., casi siempre recubiertas de pinturas. Marcada influencia de Cupisnique, Salinar y Virú.

    Fase Mochica II:    Mejor cocidas, más esbeltas y con pinturas zoomorfas muy bien hechas. Marcada influencia de Cupisnique, Salinar y Virú.

    Fase Mochica III:    Vasos-retratos y también de animales, únicos por su excepcional realismo-naturalismo, decorados de arriba abajo con motivos geométricos o escenas de la vida diaria.

    Fase Mochica IV:  Con algunas formas nuevas, incorporando el tema paisajístico.

    Fase Mochica V:    Barroco, atrevido y decadente por su forma y decoración.

Fase Mochica I

La cerámica es de tamaño reducido y de aspecto sólido.

Las asas son proporcionales y circulares con picos cortos y fuertes rebordes (labio pronunciado y saliente).

Las formas comunes son : vasos retratos antropomorfos de cuerpo entero, zoomorfos, fitomorfos, cántaros ovoides sencillos con asa de estribo.

Colores crema y rojo, crema y ocre, rojo, crema y anaranjado; crema y negro. Hay una influencia de la decoracion negativa.

Los motivos son trabajados con linea gruesa. Los motivos más comunes son geométricos, como los puntos grandes, los círculos, rombos, triángulos con círculos concéntricos, signos escalonados, bandas cuyos temas pictóricos en colores están delineadas por incisiones.

Huaco de FASE MOCHICA I

Fase Mochica II

La cerámica se alarga y no se observa tendencia en darle la misma altura que ancho, se inicia con esto la esbeltez de los vasos.

El asa y el pico crecen proporcionalmente y mientras el asa no pierde la forma redondeada, el pico pierde el reborde pronunciado, quedando tan sólo un pequeño ribete.

El grosor de las paredes disminuye.

Existen vasos retratos, antropomorfos de cuerpo entero, fitomorfos y zoomorfos.

Predominan los colores crema+rojo; crema+ocre; rojo+crema plomizo; marrón+anaranjado; crema+ocre.

La decoración es geométrica pero las lineas son más finas.

Huaco de FASE MOCHICA II

Fase Mochica III

Aparecen los huacos retrato. Comienza el refinamiento de esta cultura. Los ceramios son de líneas armónicas y proporcionadas .

La cerámica es de tamaño un poco más grande que Mochica II. Los recipientes son de mayor capacidad.

Las paredes de los vasos se afinan sin perder su solidez. 

Las asas y los picos se afinan notablemente, siendo las primeras elípticas y los picos pequeños, acampanulados y con reborde casi imperceptible.

Las esculturas antropomorfas son verdaderos retratos de personas.

La escultura religiosa adquiere especial importancia.

Son frecuentes los motivos pintados con linea fina, ausentes en las fases anteriores, con escenas míticas.

El ceramio está cubierto por una fina capa de engobe cuidadosamente pulida.

Huaco de FASE MOCHICA III

Fase Mochica IV

Los vasos se alargan.

También se alarga proporcionalmente el asa, que ya no es chata sino, redondeada o ligeramente trapezoidal.

La mayoría de los picos son más largos, lisos, rectos y con los bordes levemente afilados.

Los motivos escultóricos y pictóricos se multiplican y adquieren mayor complejidad. Abundan los motivos decorativos pintados con lineas delgadas y se emplea el delineado.

Se desarrolla plenamente la iconografía y son desplazadas las figuras individuales.

Huaco de FASE MOCHICA IV

Fase Mochica V

La cerámica de este período, por sus formas y decorado, constituye el "arte barroco" de la cultura mochica . Los motivos se pierden en la forma y en los detalles ornamentales.

El gollete estribo se agranda

El tubo se hace más delgado y el asa adquiere forma trapezoidal.

El pico es muy largo y troncocónico con bordes afilados del interior hacia afuera.

Abundan las representaciones geométricas.

El motivo escultórico pasa a segundo plano, desplazado por el arte pictórico.

Huaco de FASE MOCHICA V

Pictórica MOCHE

La cerámica moche, además de ser un brillante ejercicio escultórico, sirvió de base a una pintura muy especializada sobre .la superficie globular de los ceramios

Se caracteriza por:

1.- Dibujos esquemáticos, planos y sin volumen.

2.- Efecto de perspectiva por dos métodos simples:

      - Reduciendo el tamaño de las representaciones distantes.

      - Separando paneles horizontales que indican diversos planos

3.- Discordancias anatómicas. Los personajes, casi siempre de perfil,  combinan partes de frente y de perfil.

4.- Combinaciones de colores:

      - Fondo blanco o crema y diseño con ocre o rojo.

      o

      - Fondo crema o naranja y diseños en rojo.

5.- Escenas dinámicas: Aparecen personajes y complejas escenas llenas movimiento que describen de un modo convencional:

      - Con la posición de las extremidades de los personajes se refleja quietud, caminata, carrera o baile

      - Con la posición Inclinada del torso hacia adelante se transmite velocidad

      - Con la posición de la cabeza, se transmite actitud de reverencia o dignidad.

6.- Reflejaban el rango e importancia del personaje en la escena a través del tamaño y proporción de los personajes .  Los señores eran siempre representados más grandes que los hombres comunes.

7.- Casi siempre describen mitos o representaciones de la de la vida ultraterrenal.

Escenas míticas.

8.- Reproducción de las divinidades, en especial la principal, AI APAEC, el dios felinoide decapitador, que es representado con el cuerpo de animales como el cangrejo, la araña o una águila, o se le ve sobre una mazorca de maíz o sobre una montaña. El mar, la luna y el arco iris fueron otras deidades importantes para los Mochicas.

El dios felino y decapitador, AI APAEC

 

Metalurgia MOCHE

Máscara del Señor de Sipán.
El dios felino, cortador de cabezas, AI APAEC

Los Mochicas fueron expertos fundidores de metales. Conocieron sus propiedades físicoquímicas; desarrrollaron técnicas de manufactura y sobre todo aprendieron sobre la extracción de los minerales y los tratamientos metalúrgicos.

Dominaban el oro, la plata, el cobre, el plomo, el mercurio y procesos de aleaciones como el bronce el cobre dorado, oro y plata dorada, que son el resultado de la aleación del cobre, oro y plata en especiales proporciones, llamado tumbaga, y en combinación con elementos reactivos, con el objetivo de una depositación electroquímica, usando para ello minerales corrosivos como: sal común, nitrato de potasio, alumbre de potasa, sulfatos dobles de aluminio y potasa, sulfato férrico y cloruro de sodio, antioxidantes, carbón vegetal y greda.

Desarrollaron, así mismo, tecnologías de fundición, refinación, soldaduras al fuego y al frío, repujado, vaciado a través de moldes, laminados y filigrana, etc.

Confeccionaban una variedad de objetos de uso real, sacro y militar; también adornos    para la élite y domésticos como collares, narigueras, orejeras, brazaletes, pinzas, sortijas, coronas, pectorales, platos, copas, cuencos; instrumentos agrícolas, quirúrgicos, cuchillos, máscaras funerarias, protectores y perfectos instrumentos musicales como sonajas, pitos, quenas, tambores, etc.

Culturas Preincas de Perú y Bolivia

Período Formativo   Cultura Sechín   Culltura Chavín   Cultura Cupisnique   Cultura Paracas (Paracas Cavernas y Paracas Necrópolis)    Cultura Salinar   Cultura Huarás

Desarrollos Regionale   Cultura Pucará   Cultura Vicús   Cultura Virú o Gallinazo   Cultura Moche o Mochica   Cultura Lima   Cultura Nazca   Cultura Cajamarca   Cultura Recuay   Cultura Tiahuanaco   Cultura Huarpa

Imperio Huari     Cultura Tiahuanaco Huari

Estados Regionales Tardíos   Cultura Lambayeque o Sicán   Cultura Chimú   Cultura Chancay   Cultura Ica Chincha   Cultura Aymaras   Cultura Chachapoyas   Cultura Huanca   Cultura Chanca   Cultura Cuzco

Consejos y Recomendaciones para los Viajeros a Perú y/o Bolivia

Website de Gabriel Bernat