Culturas Preincaicas del Antiguo Perú

(Website asociada a programas de formación del Ministerio de Educación del Perú y del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú)

Por lo general, cuando nos referimos a la Historia precolombina en Perú, lo asociamos a la Civilización de “los Incas”. Sin embargo, sin quitarle importancia a este desarrollo cultural que fue contemporaneo al descubrimiento y posterior conquista y colonización española, lo cierto es que antes de que se desenvolviera la cultura de los Hijos del Sol, lo hicieron culturas muy ricas y variadas a lo largo y ancho de lo que hoy es el territorio peruano y parte del boliviano.

Es sobre estas culturas, las culturas preincaicas, sobre las que se centra este trabajo de recopilación.

Por de pronto, en este viaje hacia el pasado en la historia del Perú, lo primero que sorprende es cómo pudieron desarrollarse culturas tan sofisticadas que fueran capaces de generar Estados e incluso Imperios, siendo que sus limitaciones tecnológicas eran más que evidentes. En el Perú prehispánico no conocían la rueda ni el eje. Tampoco conocían el hierro ni las herramientas de mango destinadas a corte directo (como por ejemplo el hacha). No conocían la balanza, ni dispusieron de elementos para nivelar (excepto la plomada), delinear o medir. Tampoco diseñaron molinos con los que poder aprovechar la enorme energía que proporciona el agua o el viento. Carecían de escritura y se desconoce cómo realizaban sus operaciones matemáticas más elementales. Carecían de animales de tiro, pues los camélidos locales, los auquénidos (llamas, alpacas, etc.) apenas soportan cargas de unos 35kg como máximo y no sirven para la montura ni para las labores agrícolas. El trabajo de acarreo era por tanto realizado directamente por el hombre y siempre a pie.

Sin embargo, a pesar de ello, se establecieron esquemas políticos y económicos de complejidad comparable a los que se cosntituían paralelamente en el Viejo Continente provisto de mayor tecnología y medios…

Los primeros españoles nos dejaron muestra de su asombro a través de los cronistas de su tiempo.

    ¿Por qué sucedió así?

    ¿En qué residía la clave de semejante éxito cultural?

    ¿Por qué no sucedió algo parecido en otras areas de Suramérica?

    ¿Se trataba de seres humanos especialmente dotados o el motivo estaba más bien relacionado con las particularidades geográficas y/o climáticas que ofrecía el medio en el que se desarrollaron estas culturas?

    ¿Qué relacionaba a estas culturas con otras desarrolladas en otros puntos geográficos del Continente Americano?

    ¿Se desarrollaron estas culturas en un mismo punto privilegiado o lo hicieron heterogéneamente a través de todo el territorio peruano?

    ¿Por qué algunas desaparecieron cuando no consta que hubieran invasiones guerreras que lo justificaran?…

Las realidad que fui desvelando en mis viajes a Perú y Bolivia y la que me fueron revelando los libros de los expertos contemporaneos y las de los cronistas de la conquista, me resultó sorprendente...

 

Tumba del Señor de Sipán, gobernante de la cultura MOCHE.

 

Dedicatoria

Dedico este website al pueblo peruano, que siempre me ha acogido con cariño y muy en especial a Susana Quiroga, una mujer peruana, humilde pero de espíritu decidido, que por circunstancias de la Vida probablemente jamás llegará a saber que desarrollé este trabajo por ella.

Y a mi padre, desde cuya biblioteca personal, empecé a interesarme por estos pueblos tan alejados de España, donde nací. 

                         Gabriel Bernat

                       Miami, Junio 2002

Perfil de Facebook de Gabriel Bernat
Con 5.000 años de antigüedad, La Ciudad Sagrada de Caral, conocida originalmente como Chupacigarro o Chupacigarro Grande, es el yacimiento arqueológico más importante conocido relacionado a la civilización de Caral-Supe, la más antigua de América, situada en el Valle de Supe, a 200 kilómetros al norte de Lima, en el Perú.

Las generalidades que condicionaron el desarrollo de las Culturas Preincaicas

La división entre las Culturas que estamos acostumbrados a utilizar de modo sitemático y casi matemático, ha sido creado por los arqueólogos con fines metodológicos. Es lo que se conoce como “Cultura Arqueológica”, pero en realidad se trata de la continuación de tradiciones locales muy largas, que pueden estar o no sometidas a influencias extrañas más o menos fuertes. Por tanto, el esquema no debe ser tomado en el contexto de una rígida estructura inamovible, entendiéndose que las variaciones y el paso de una etapa a otra no se dan radicalmente, sino en el marco de una progresión de cambios sucesivos.

En el contexto peruano, en muchos casos, estos cambios fueron producto de modificaciones climátológicas extarordinarias que, especialmente en zonas ya de por si hostiles -como puedan serlo lugares sin un gran suministro de agua potable-, supusieron la debilitación y el abandono de territorios. Posteriormente, culturas vecinas pasaron a ocupar esos nichos en acciones invasivas, y en ellos se asientaron fuera porque las zonas habían devenido de nuevo habitables, o porque los desarrollos técnicos aportados por la nueva cultura permitían una adaptación vital en ese lugar, antes impensable sin ellos.

En los Andes Centrales los principales problemas que afrontaron sus pobladores fueron de dos tipos:

      1) Los relacionados con el agua

      2) Los relacionados con el tipo de suelo

En la Costa hay una ausencia permanente de lluvias y en la Sierra llueve tres meses al año. Así, en la costa Norte de Perú sólo se puede cultivar con riego. El riego se encuentra regulado por las vertientes que bajan de la cordillera de los Andes y depende de las variaciones estacionales. Por tanto, más importante que desarrollar instrumentos para roturar el suelo y cortar los árboles, fue lograr un manejo racional del tiempo.

En la Costa Norte, a pesar de la presencia del desierto de Sechura, existen algunos lugares fértiles u oasis, que se disponen como collares de perlas en torno a los rios que bajan de la Sierra.

En la Costa Central y Sur nos enfrentamos al extenso desierto de Atacama, un desierto sin oasis, donde no es posible desarrollar la agricultura.

     Es de este modo que en Perú se habla del

      - “Norte Fértil”, zona que incluye a Piura, Lambayeque, La Libertad, Ancash y Lima.

      - “Sur Desértico”, que abarca desde Lima hasta el NorChile.

Como el maiz es un cultivo que precisa agua, sea por riego natural o artificial, este cultivo se desarrolla en el Norte Peruano, en donde constiuye la base de la alimentación. Por eso a las culturas que existieron en esta subregión se las llama Culturas del Maiz.

En el Centro y Sur de los Andes de Puna la base alimenticia es la papa y las culturas que alli se desarrollaron son las llamadas Culturas de la Papa”.  En estas dos últimas regiones el cultivo del maiz solo es posible en lugares restringidos. Esto hizo que se e concediera al maiz un caracter ritual, y en especial en tiempo del Incario, su consumo se reservara las élites.

En la Costa Norte del Perú (“Norte Fértil”), donde se desarrollaron las “Culturas del maiz”, hay que preveer las avenidas de agua mediante un CALENDARIO preciso, porque hay muchos meses en los que los rios están casi secos pero en verano las aguas inundan los valles producto del deshielo en la Sierra, los cauces se llenan y a veces se desbordan, incluso se generan nuevos cauces.

Estas circunstancias obligaron a que desde tiempos remotos ya se se DESARROLLARAN formas de MEDICIÓN, CÁLCULO y PREDICCIÓN DEL TIEMPO. Esto implicó el surgimiento de PERSONAS ESPECIALIZADAS  en estas actividades. Quienes dominaban los conocimientos astronómicos poseían un recurso vital para la comunidad...

Estos especialistas, ASTRONOMOS en realidad, desarrollaron instrumentos de observación de la Luna, el Sol y las estrellas en general y a base de observaciones fueron elaborando distintos tipos de CALENDARIOS, cuyas evidencias arqueológicas todavía existen. Las observaciones suponían una ACTIVIDAD PERMANENTE, por lo que estos especialistas convirtieron a los OBSERVATORIOS en lugares permanentes de trabajo y fijaron alli sus residencias.

La observación de los astros y la relación de estos conocimientos y otros como era el de la población de conchas de moluscos bivalvos marinos del género Spondylus (“mullu”) en ciertas zonas de la costa  Ecuatoriana, con la actividad agrícola tenía un contenido RITUAL y SAGRADO, de ahí que estos ESPECIALISTAS eran, al msimo tiempo SACERDOTES.  Es asi como en los mencionados LUGARES DE OBSERVACIÓN surgieron grandes TEMPLOS.

En el interiro de los templos se han encontrado inmensos almacenes para guardar los productos que los agricultores entregaban a los Sacerdotes a cambio de sus conocimientos. A los sacerdotes también se les ofrecían objetos de cerámica, e incluso se les ofrendaba con el propio trabajo.  De hecho, los templos fueron construidos merced a ese trabajo ofrendado y se pueden considerar las primeras obras públicas.

Con todo ello, sucedió que las DIFERENCIAS TECNOLÓGICAS  de los pueblos permitieron:

      1) Que se diera un DESARROLLO REGIONAL distinto.

      2) Que el PODER de los SACERDOTES REBASARA EL LIMITE DE LAS COMUNIDADES DE ORIGEN y alcanzara a aquellas de menor desarrollo. Al crecer el poder de los Sacerdotes, tiene lugar a la aparición de de Estados Teocráticos Incipientes. La adoración a determinados dioses se difunde en lugares alejados de donde se originaron y se dan FENÓMENOS DE CORRIENTE CULTURAL como Chavín, o más tarde Tiahuanaco, por ejemplo.

En estas condiciones se produjo una inversión de las relaciones entre la comunidad y los especialistas propios del período FORMATIVO. Ya no era la comunidad la que orientaba y decidía las condiciones del desarrollo sino los especialistas. Estos hechos están ligados al proceso de DESARROLLO REGIONAL y a la transformación de la sociedad neolítica  en una Sociedad Urbana.

La regionalización se produjo en la medida en que dichos especialistas se dedicaron a dominar los recursos regionales, sacando el máximo provecho de los recursos locales.

Aparecieron algunas regiones especialmente prósperas, de donde surgieron estados teocráticos como el de Moche, con una capacidad de fertilizar los desiertos, con inmensos proyectos hidráulicos y con el uso de fertilizantes orgánicos de origen animal, como el guano, extraido de lejanas islas. Igualmente Chavín, Cupisnique, Recuay y Cajamarca, en el mismo “Norte Fértil”, tuvieron un desarrollo agrícola que rebasó el límite de los conos aluviales, que eran los lugares naturalmente fértiles, y se extendieron sobre las pampas que los rodeaban para sembrar maiz, frijol y algodón. Por ser culturas costeñas, tambiém utilizaban productos procedentes del mar.  Esta producción, no sólo satisfacía sus necesidades sino que que podía generar una cantidad sobrante o excedentaria. Este crecimiento económico también se acompañaba de una diferenciaón social (clases sociales).

Pero este crecimiento urbano produjo a la larga, un desequilibrio entre las necesidades de consumo, siempre en aumento, y la producción agrícola. Esto es muy comprensible, pues recordemos que estas culturas se desarrollaban en un medio árido, un medio que no les permitía la expansión de la frontera agrícola para ampliar el territorio útil: sus limites  se establecían en la medida en que se podía canalizar artificialmente el suministro irregular de agua procedente de  los valles... Más allá de las zonas de irrigación artificial, aguardaba el árido desierto...

En consecuencia se explica que la única forma de expansión de una Cultura  era la que se basaba en la GUERRA. El objeto de estas guerras era obtener “tierras vacías de hombres”. Por tanto la expansión cultural costeña siempre  venía acompañada, en un momento u otro, de guerras por conquistar  zonas irrigables y desplazar de ellas a su habitantes para ser suplantados por los vencedores.

En el Sur  la situación varía: La Costa, sin oasis alguno, es extremadamente árida y hostil al asentamiento humano. En la Sierra y el impredecible altiplano en la Sierra complicaría igualmente la supervivencia.

En la Costa evolucionaron Paracas y Nazca. En el altiplano, Tiahuanaco.

Paracas (Paracas Cavernas y Paracas Necrópolis) aprovecharon las aguas freáticas bajo las arenas del desierto, al igual que quienes les siguieron, los Nazca. Desarrollaron la textilería gracias a la apropiación de los algodones de las regiones del norte y del sur y de la lana de los camélidos de la puna.

Por contra Tiahuanaco se desarrolló bien en los distintos pisos ecológicos y estableciendo las necesarias colonias, alcanzó una gran difusión y con ella se establecieron importantes edificaciones y manufacturas.

En la región del Cuzco, ubicada entre el “Norte Fértil” y el altiplano del Tiahuanaco, se desarrolló una cultura pobre y de baja productividad, pero ello obligó a sus miembros a establecer costosas y monumentales obras de terrazamientos (andenes), drenaje e irrigación.

En Ayacucho, en lugar de desarrollarse estados teocráticos, se constituyeron curazcazgos y pequeños reinos. En este area se desarrolló la cultura Huarpa, que lejos de construir templos, construyeron palacetes. En esta zona, la falta de posibilidades agrícolas permitió el pastoreo y el uso de recusros mineros.. En este caso se desarrolló una importante actividad textil y metalúrgica que permitió realizar intercambios a larga distancia.

En resumidas cuentas, tanto en el Norte de Perú como en el Sur, tuvo lugar el desarrollo de Culturas cuya expansión siguió caminos diferentes :

En el NORTE era vital encontrar “tierras vacias de hombres” para ACAPARAR TERRITORIOS con posibilidad de ser cultivados por irrigación artificial, en los oasis. Esto generó cruentas guerras cuya finalidad era hacer desaparecer toda traza del contrario para ocupar su territorio e implantar los sistemas de regadió.

En el SUR la expansión se basaba en el SOMETIMIENTO de las POBLACIONES conquistadas, pero no la eliminación física de sus habitantes, sino el aprovechamiento de estos por cuanto pudieran suministrar materias primas especificas o productos ya elaborados: lanas, textiles, obras metalúrgicas, etc.

Culturas Preincas de Perú y Bolivia

Período Formativo   Cultura Sechín   Culltura Chavín   Cultura Cupisnique   Cultura Paracas (Paracas Cavernas y Paracas Necrópolis)    Cultura Salinar   Cultura Huarás

Desarrollos Regionale   Cultura Pucará   Cultura Vicús   Cultura Virú o Gallinazo   Cultura Moche o Mochica   Cultura Lima   Cultura Nazca   Cultura Cajamarca   Cultura Recuay   Cultura Tiahuanaco   Cultura Huarpa

Imperio Huari     Cultura Tiahuanaco Huari

Estados Regionales Tardíos   Cultura Lambayeque o Sicán   Cultura Chimú   Cultura Chancay   Cultura Ica Chincha   Cultura Aymaras   Cultura Chachapoyas   Cultura Huanca   Cultura Chanca   Cultura Cuzco

Esta Website está asociada al programa cultural del Gobierno Peruano “La Escuela Virtual Peruana

(Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú tomó como iniciativa enlazar su website gubernamental con la presente como fuente de información contrastada sobre culturas de Historia de Perú Antiguo, en su apartado La Escuela Virtual Peruana”, dirigida a los hijos de peruanos residentes en el exterior con la finalidad de que no se pierdan sus riquísimas raíces culturales.

Esta Website está asociada al programa cultural del Gobierno Peruano “Formación contínua de Docentes

(Ministerio de Educación del Perú)

El Ministerio de Educación de Perú tomó como iniciativa enlazar su website gubernamental con la presente como fuente de información contrastada sobre culturas de Historia de Perú Antiguo, en su apartado Información Especializada del Sistema de Formación Continua de Docentes”, que se ofrece al profesorado peruano en la sección de Educación Secundaria en su apartado de Historia del Perú.

Consejos y Recomendaciones para los Viajeros a Perú y/o Bolivia

Website de Gabriel Bernat