.

Procesados y naturaleza de los delitos (1550-1700)

El total de procesados a lo largo de toda la historia de la Inquisición española no fue superior a los 150.000. De ellos, un 50% aproximádamente fueron judaistas, un 12% moriscos, un 30% acusadpos por delitos ideológicos y un 8% por otros conceptos.

Pero sólo es posible tener una precisión en las cifras relativas a procesados y delitos, durante el periodo de 1550-1700. Para estos 250 años se cuenta con prácticamente la totalidad de la serie de registros de las Causas de fe, una especie de resumen de la nómina de todos los procesados en cada Tribunal.

Para estos años se han realizado estudios que han permitido precisar la tipología delictiva:

Sobre un total de 49.902 procesados entre 1550 y 1700,  los delitos juzgados fueron los siguientes:

Delitos (1550-1700)

Procesados (1550-1700)

Porcentaje

Judaizantes

5.007

9.80 %

Moriscos

11.311

23.04 %

Luteranos

3.499

7.01 %

Alumbrados

149

0,30 %

Proposiciones heréticas

14.319

29.17 %

Subtotal procesados por  Delitos contra la fe

34.285

69,84 %

Supersticiones

3.750

7.64 %

Bigamia

2.790

5.68 %

Solicitaciones en confesión

1.241

2.53 %

Ofensas contra el Santo Oficio

3.954

8.05 %

Varios

3072

6.26 %

Subtotal procesados por Delitos contra la moral

14.807

30.16 %

Total Procesados

49.092

100.00 %

     El 70% de los casos fueron causas referentes a Delitos contra la fe, mientras que el resto, 30%, Delitos contra la moral.

Identidad, sociología y sexo de los procesados

La identidad de los procesados depende, evidentemente, de la naturaleza del delito y del ámbito sociológico sobre el que actuó el Tribunal. Los judeoconversos pertenecieron siempre a la burguesía y los moriscos fueron mayoritariamente campesinos.

La sociología profesional de los procesados fue variando con el tiempo. En el s.XVI el predominio de las clases medias urbanas ( 42% artesanado y 20% comercio-finanzas), y el campesinado (30%), fue evidente. El clero fue aumentando hasta un 40% llegado hasta llegar al s.XVIII. La nobleza ocupó una presencia mayor del 4%.

Los artesanos tuvieron un protagonismo notable entre los procesados. Las inquietudes sociales del regimen gremial, con evidentes tensiones entre maestros oficiales y aprendices, contribuyeron en todo momento a convertir a los gremios en una fuente de denuncias, que evidentemente eran aprovechadas por el Tribunal en sus pesquisas contra la herejía.

En relación a la distribución por sexos, sólo en el judaismo se observó un relativo equilibrio. La presencia femenina fue preponderante en el caso de delitos de brujería, pero en general fue dismunuyendo con el tiempo, de modo que, por ejemplo en Toledo, que antes de 1530 era de un 43.6%, pasó a ser de un 29,8 % a mediados del s. XVIII.

 

Gravedad de los delitos

La Inquisición valoró la gravedad d los delitos de un modo muy particular:

Asi, en Toledo, entre 1481 a 1530, es decir la etapa de mayor vorágine inquistorial contra los judeoconversos, el 21, 1 % de las causas contra marranos se resolvió en condena amuerte; el 50.4 % fueron reconciliados y tan solo el 15.0%, abjurados con penitencias espeirituales inferiores.

Con los protestantes, pasó algo similar, pero evidentemente en una etpa posterior, de modo que de 1561 a 1620, las causas contra protestantes se resolvieron con un 10,8% de condenados amuerte, un 35.8 % reconciliados y un 26% abjurados con penitencias escasas.

 

La Inquisición en España       Orígen y Desarrollo de la Inquisición       La Inquisición en las Indias       Los órganos administrativos       La financiación       Las Instrucciones

Los delitos       Las víctimas       Las penas       El Auto de Fe

Características del proceso penal inquisitivo       Fases del proceso penal inquistivo       La Quistion de Tormento

La Inquisición Medieval       Los cátaros       La brujería       El Santo Oficio actualmente       Bibliografía general

Website de Gabriel Bernat
Website de Gabriel Bernat